EL BENJAMÍN B DE FRAN FALCÓN, CON MARGEN DE MEJORÍA TÉCNICA


11 de Octubre de 2018

Fran Falcón, de 30 años y entrenador Nivel 2, trabaja en una empresa familiar de venta de instrumentos oficiales, y también quiere obtener el Nivel 3 y cursar estudios universitarios de Educación Física.

El entrenador del Benjamín B recuerda que llegó al Universitario de la mano de Julio Alberto Suárez, responsable del Fútbol 8 de nuestra entidad, con quien jugó en el equipo Regional del Faycán.

“Casi toda mi infancia milité en el San Juan, y luego pasé al Unión Peña Regional, Faycán e Internacional. Actuaba de extremo o de mediapunta, y me enganchó tanto el fútbol que he seguido vinculado al mismo como entrenador”, asegura.

Falcón está muy satisfecho con la plantilla que tiene a sus órdenes, integrada por diez jugadores, entre los que hay una niña, Alexia, que actúa de defensa central.

“Son niños obedientes. Técnicamente pueden mejorar, porque son jugadores de primer año en la categoría (8 años de edad) y les falta un mayor manejo con la pelota, aunque con la buena predisposición que muestran en los entrenamientos creo que lo podremos lograr”, reconoce.

El técnico del Benjamín B confía en que “los niños progresen como futbolistas, y en que sean buenas personas. Si podemos ganar encuentros, bien, y si no es así confío en que aprendan y disfruten jugando al fútbol, y que sepan valorar que las metas llegarán con el esfuerzo que hagan”.

En cuanto a su filosofía futbolística, manifiesta que “intento que los niños no jueguen al pelotazo, sino que elaboren un buen fútbol. Si perdemos la pelota no pasa nada, porque ya aprenderán según pasen los años. A mí no me gustan los balonazos, sino que los niños salgan tocando con la pelota y que jueguen en equipo”.

De igual forma, el técnico es de la idea de que todos sus jugadores deben actuar más o menos el mismo tiempo a lo largo de la temporada.

“Intento que disfruten. El Club no me ha exigido que debamos estar arriba en la clasificación, sino que me ha dicho que quiere que los niños aprendan, porque esto es como una escuelita”, indica.

El equipo, que juega como local en el Campus de Tafira, está eufórico tras el primer triunfo liguero.

“Solo tengo palabras de felicitación para mis jugadores, porque lo dieron todo en el campo y de ahí la goleada que conseguimos. De todos modos, todavía hay que trabajar muchas cosas, como algunos aspectos tácticos, aunque  estoy muy contento por sus ganas y por el respeto mostrado al contrario”, concluye.